Las 10 claves para un amor duradero

Las 10 claves para un amor duradero


Haz que tu relación sea estable y duradera para siempre. Todas nos hemos enamorado por lo menos una vez en la vida, sin embargo encontrar una pareja adecuada es una de las dificultades más grandes actualmente. Cuando la encontramos, buscamos mantener la felicidad de nuestra unión, pero empiezan a aparecer los problemas y nos cuesta trabajo lograr que la nueva relación sea estable y duradera. Para que una relación de pareja funcione, debemos trabajar en las siguientes 10 claves; todas son totalmente imprescindibles:

1. La comunicación: Es el ingrediente principal. Si son de las parejas que hablan mucho pero en el fondo no se comunican, sólo se cuentan muchas cosas pero no permiten que el otro vea su yo interno. Intenten expresar más cómo se sienten y cuáles son sus ilusiones, preocupaciones, alegrías y miedos.

2. La escucha: Es la otra cara de la comunicación. Cuando tu pareja se abre ante ti, aunque sea para decir una simpleza, para ella es muy importante que las escuches con atención e interés, y que le permitas y le ayudes a que exprese sin miedo sus emociones. Si no la escuchas, no llegarás a conocerla realmente y ella sentirá que no te interesa. Conoce lo que ella necesita para ser feliz y haz todo lo posible por dárselo con amor.

3. La comprensión: Nace de la comunicación y la escucha. Si no hay comprensión entre los dos, no llegarán a ninguna parte. Es fundamental que haya afinidad, pero que comprendan que el otro no debe comportarse como uno, ni pensar igual en todo. Cuando surjan los conflictos, tengan muy presente la herramienta de la comprensión para ser más tolerantes y maduros y poder solucionar las dificultades.

4. El amor: Lamentablemente en la actualidad se valora más lo material que lo afectivo, y la falta de afecto con el tiempo suele terminar con muchas relaciones de pareja. Nunca debes olvidar que la base sobre la que surgió su la relación es justamente el amor, un sentimiento que deben demostrarse en todo momento, en las buenas y en las malas.

5. El ser amado: Es indispensable amar al otro, pero también dejar que nos ame. El amor debe ser mutuo, un sentimiento para dar y recibir constantemente. Hay personas capaces de dar todo su amor, pero les es difícil dejarse amar. Encuentren con la pareja este equilibrio sentimental.

6. La sexualidad: La atracción física es imprescindible para que dos personas tengan una vida sexual placentera y creativa. El sexo no lo es todo, pero sí es indispensable tener el suficiente para estar unidos. Para ser felices, ambos deben disfrutar el sexo con la pareja, y debe ser algo que los una y no que los separe. El equilibrio sexual no es fácil de conseguir, pero nunca dejen de intentarlo.

7. La confianza: Si no existe una total confianza en el otro, la relación no funcionará. Es fundamental para que socialicen juntos y cada uno por separado, es decir, que frecuenten juntos a sus amistades y familiares, pero también independientemente.

8. La libertad: Una pareja no es un contrato de esclavitud, sino de apoyo. Por lo tanto ser tolerante con nuestra pareja y permitirle tener sus momentos propios de soledad, reflexión, intimidad o pasatiempos es muy positivo para la relación. Esto los ayudará a que cada uno sea independiente, pero siempre contando con la compañía del otro.

9. El desarrollo en común: Es necesario que tengan en común la forma de pensar en general, para que así puedan desarrollar juntos sus intereses y compartir los mismos objetivos personales, tanto en el aspecto material (casa, trabajo, bienes, viajes) como en el espiritual (el sentido de estar juntos, el sexo, el matrimonio, los hijos, la vida).

10. El desarrollo personal: No confundan el amor con la dependencia. Deben madurar como pareja, pero también tienen derecho a desarrollarse individualmente, siempre que no lastimen al otro.

Cualquier dudas sobre el Amor … Consultar Gratis el Tarot del Amor

El Masaje: una forma de mantener la pasión en la pareja

El Masaje: una forma de mantener la pasión en la pareja


La relajación y disposición a este tipo de ejercicios, puede favorecer considerablemente la relación de la pareja. Se debe estar preparado y suelto en una superficie dura y conseguir el mayor nivel de entrega posible para comenzar este momento absolutamente erótico y privado….

Las interrupciones son el enemigo numero uno de los climas sensuales, por eso se recomienda, para comenzar, desconectar los teléfonos. Elegir una iluminación suave, sugerente, luz de velas, encender un incienso. Cubrir la superficie que se eligió (el piso, una mesa), con una manta o sábanas, y tener a mano elementos «indispensables» como aceite para el cuerpo, lubricantes al agua, y guantes.

Disponer de una manta, además, para cubrir a tu pareja una vez que el masaje ha finalizado, porque luego de la relajación que supone un masaje correctamente dado, baja la temperatura corporal. Poner algún tipo de música que ayude a crear el clima deseado, que les guste a ambos. Algunas personas se sienten más cómodas con una almohada bajo la cabeza o bajo los tobillos cuando están de frente, o bajo las caderas cuando se colocan boca abajo. En este punto hombres y mujeres son similares: ambos necesitan el uso de un lubricante cuando masajean sus genitales, eleva la sensación de placer y evita molestias. Pero hay otro punto en el que la diferencia de sexos lleva a un mayor cuidado: los hombres pueden utilizar sobre si mismos cualquier tipo de lubricante (al aceite, siliconados, al agua), mientras que las mujeres sólo deben utilizar lubricantes al agua para evitar posibles infecciones.

Pero nunca, en ningún momento, utilizar lubricantes al agua con Nonoxynol-9 para dar un masaje erótico porque causa irritación (a pesar de que el Nonoxynol es un espermicida que viene incorporado a muchos lubricantes femeninos). Los lubricantes y aceites deben colocarse siempre directamente sobre las manos.

Es importante, aunque parezca un detalle menor, que la persona que va a recibir el masaje se sienta con total libertad para pedir que el mismo sea interrumpido, no importa la causa, así como para exigir una presión mayor o más delicada, o para expresar libremente sus emociones.
No es inusual que personas que están pasando por momentos de tensión emocional sientan la necesidad de llorar durante el transcurso del masaje o luego del mismo. No tiene ningún sentido tratar de discutir el tema. Lo mejor que puede hacerse en esos casos, es «estar», acompañar con afecto y sólo eso.

Lo ideal es que ya exista intimidad sexual en esa pareja. Que no sea un punto de primer encuentro. Y también es importante dejar en claro que no necesariamente un masaje erótico debe culminar con sexo.

Lo mejor que puede suceder, es que los integrantes de la pareja, entiendan que lo importante es disfrutar del momento y el placer que este momento les pueda brindar, lo demás ya llegará…